Certificación Energética

El certificado de eficiencia energética es el documento que proporciona información sobre las características energéticas y la calificación de eficiencia energética de un edificio. Se obtiene como resultado de un análisis y cálculo de varios aspectos, como su ubicación, orientación, aislamiento, instalación térmica, etc.

Así, la calificación energética de un edificio puede ir desde la letra A, para los edificios de menor consumo energético, a la clase G, para los menos eficientes. Se indica mediante la etiqueta de eficiencia energética, similar a la de los electrodomésticos. En esta etiqueta se indica un valor para el consumo de energía (kWh / m2 año), y otro para las emisiones de gases de efecto invernadero (kg CO2 / m2 año).

El certificado, que es el documento final, debe contener:

      • Datos técnicos y administrativos de la edificación.
      • Relación de normativas energéticas.
      • Etiqueta con la calificación energética del edificio, piso o local.
      • Listado de pruebas realizadas.
      • Características energéticas.
      • Posibles mejoras de la eficiencia energética.

La etiqueta de eficiencia energética debe figurar en toda oferta, promoción y publicidad, dirigida a la venta o al alquiler de viviendas y locales. Las inmobiliarias deberán exhibir la etiqueta energética en sus anuncios.

OBLIGATORIO A PARTIR DEL 1 DE JUNIO DE 2013

El responsable de obtener el certificado energético del edificio es el propietario. En el caso de los edificios de nueva construcción, esta obligación corresponde al promotor, y se debe obtener y registrar los certificados tanto del proyecto, como del edificio terminado.

Realizamos todos los trámites administrativos para la obtención del certificado

Preguntas clave sobre certificación energética de edificios:


¿LA CERTIFICACION ENERGÉTICA ES OBLIGATORIA?

Sí, es obligatoria desde el 1 de junio de 2013. Así, el Real Decreto 235/2013, de 5 abril, exige dicho certificado al propietario de un edificio, vivienda o local que vaya a ser vendido o arrendado. También es exigible a edificios de nueva construcción.

¿QUE VALIDEZ TIENE EL CERTIFICADO?

El certificado de eficiencia energética tendrá una validez de diez años. El propietario podrá voluntariamente proceder a su actualización, cuando considere que existen variaciones en el edificio que pudieran modificar el certificado de eficiencia energética. Es responsabilidad del propietario renovar el certificado y, por tanto la etiqueta, transcurridos los 10 años.

¿QUIÉN PUEDE REALIZAR LA CERTIFICACIÓN?

Tal y como indica el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, únicamente los Arquitectos, Arquitectos técnicos, Ingenieros e Ingenieros técnicos
son competentes para realizar los certificados energéticos.

¿SE DEBEN CERTIFICAR LOS LOCALES COMERCIALES?

Sí, el Real Decreto 235/2013 no distingue entre viviendas y locales comerciales. Sólo se exceptúan los edificios industriales, edificios o partes
de edificios aislados con una superficie útil total inferi or a 50m² y edificios o parte de edificios existentes de viviendas con un uso inferior a
cuatro meses al año. La obligatoriedad de certificar energéticamente los edificios comprende lo siguiente:
Edificios de nueva construcción.
Edificios o partes de edificios existentes que se vendan o alquilen a nuevo arrendatario.
Edificios o partes de edificios públicos que ocupen más de 250m² y frecuentados por público.

¿PARA QUÉ SIRVE EL CERTIFICADO?

El certificado permitirá determinar la calidad de la vivienda des de un punto de vista de ahorro energético. La etiqueta energética clasifica los
edificios desde la A (más eficiente) a G (menos eficiente). La etiqueta energética permite tener una referencia sobre cuántos euros al año
cuesta la energía de la edificación (instalaciones: calefacción/climatización ACS, iluminación, ventilación y aislamiento: huecos de ventana,
muros, medianeras, techos, suelos) y cuánta energía se puede ahorrar.

¿HABRÁ UN REGISTRO DE EDIFICIOS CERTIFICADOS?

Las Comunidades Autónomas dispondrán de un registro de viviendas certificadas. Actualmente en algunas ya existe este registro para las
viviendas nuevas. Además, son las Comunidades Autónomas las que harán la labor de inspección y sanción, tarea que ya están realizando en
las certificaciones de edificios nuevos, en vigor desde 2007.

¿QUÉ PASA SI NO DISPONGO DEL CERTIFICADO?

El Real Decreto incluye un régimen sancionador, de este modo se podrá sancionar con hasta 6.000 euros a quien publicite la venta o alquiler
de edificios o viviendas sin el certificado de eficiencia energética en vigor, o sin el registro del mismo en su Comunidad Autónoma. Puesto
que la etiqueta energética debe incorporarse a toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o alquiler, se podría sancionar a
propietarios o a inmobiliarias.